Isetta

Recordando al inolvidable BMW Isetta

En la historia de BMW hay un modelo inolvidable que se ganó la admiración del público de su época, fue el BMW Isetta, un original vehículo con un concepto totalmente innovador y una intensa historia. Hoy vamos a hacer un recorrido desde su nacimiento hasta el fin de su producción. ¿Nos acompañas?

BMWIsetta

A principios de los años 50, Bayerische Motoren Werke aún sufría las repercusiones de la II Guerra Mundial, los conductores demandaban coches que les protegiesen de las inclemencias del tiempo, y la compañía pensó en crear un vehículo económico y accesible para todo el mundo.

Isetta

El BMW Isetta nació casi por casualidad. A principios de 1954, C. A. Drenowatz, principal agente de BMW en Suiza, visitó el Salón de Ginebra, allí descubrió una motocicleta cubierta que había sido fabricada por la empresa italiana Isomoto. Era justo lo que BMW estaba buscando, por este motivo, la dirección de la empresa envió a Eberhard Wolf, responsable de la división de pruebas, al Salón de Turín donde de nuevo se exponía la motocicleta. Wolf se dió que era lo que necesitaban en ese momento: un vehículo sencillo y fácil de producir a bajo coste. Así que un año después, en 1955, se lanzaba el Isetta.

Isetta Standard

BMW aplicó una serie de cambios al BMW Isetta adaptándolo a sus principales valores de seguridad, confort y experiencia de conducción. De este modo se cambió la carrocería instalando faros desmontables en la parte superior de la puerta frontal, y como no podía ser de otro modo, se modificó el motor para que el Isetta tuviera un propulsor BMW. El indicado para este vehículo fue el motor de la BMW R25/3.

IsettaCamping

El BMW Isetta medía 2,28 metros de largo y 1,38 metros de ancho y se podía aparcar hasta en batería. Tenía un singular diseño y su puerta delantera le marcaba una acentuada personalidad. Su motor de 12 CV podía alcanzar 85 km/h.

En 1956, BMW añadió nuevos modelos a la gama. Incorporó al Isetta de 250 cc un motor más potente de 300 cc y 13 CV.

Isetta 1958

El BMW Isetta fue todo un éxito y se convirtió en un vehículo muy querido, incluso por celebridades de todo el mundo. En 1957 se lanzó el BMW 600, un BMW Isetta con 19,5 CV de potencia, y en 1959 este modelo se reemplazó por eL BMW 700, un Isetta con un diseño más actual, cuya carrocería utilizaba por primera vez un monocasco.

Cary grant en Isetta

A finales de los años 50 y coincidiendo con el milagro económico Alemán, empezó a crecer la demanda de automóviles y los microcoches dejaron atrás su época de esplendor. En mayo de 1962 la producción del BMW Isetta llegó a su fin y se forjó el mito.