P90157272

Manuel Ramírez de ‘Renovables Verdes’ analiza la tecnología BMW Laserlight del BMW i8

Desde que llegó, el BMW i8 no ha hecho más que revolucionar y sorprender. Su espectacular diseño unido a su avanzada e innovadora tecnología han conseguido que este automóvil del ‘futuro’ sea admirado y deseado al mismo tiempo.

Hoy en BMW Group Garaje contamos con la colaboración de Manuel Ramírez, experto en sostenibilidad del blog Renovables Verdes, que a través de su experiencia analiza la tecnología BMW Laserlight que incorpora de forma opcional el BMW i8. ¡Descubrimos con él, las ventajas de la iluminación láser!

P90145961

Si me encuentro en estas líneas escritas, siendo mi campo las renovables verdes, es por lo que significa el nuevo BMW i8 en cuanto a que es un vehículo eficiente y sostenible, el cual ha nacido para abrir un camino hacia una nueva generación de vehículos que apuesten por sistemas que permitan conducir solamente utilizando el motor eléctrico, y que a la vez aboguen por la utilización de materiales ligeros, que sean respetuosos con el medio ambiente. Algo de vital importancia para el futuro del automóvil y del propio entorno en el cual existimos.

Y es que estamos hablando de un nuevo BMW i8 que ha recibido el prestigioso galardón en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, donde se ha llevado el World Green Car Award por una combinación única entre tecnología de conducción híbrida y una innovadora y ligera arquitectura.

BMW i8

Un nuevo BMW i8 que cuenta con excepcionales tecnologías como son sus faros láser, en los que haré hincapié en los próximos párrafos escritos desde BMW Group Garaje.

BMW Laserlight posee en sí numerosas ventajas, desde lo que es una intensidad lumínica 10 veces superior que las fuentes de luz convencionales, haz de luz de hasta 600 metros, ocupa muy poco espacio, tiene una gran eficiencia energética y unas formas en lo compacto y lo plano para otorgar al diseño del coche la mejor expresión estética posible.

Estos faros láser ofrecen una gran iluminación y se caracterizan por usar un 30 por ciento menos de energía que los eficientes LED.

Si hacemos un repaso rápido por la historia de la iluminación entenderemos mejor lo que significa BMW Laserlight. En 1971 los faros halógenos sustituyen a los bilux; en 1974 se estrenaron los icónicos faros dobles de BMW, hasta lo que fue, en 1991,  una evolución mayor con los faros xenón, o una década después que llegaron ya los anillos luminosos en los dobles faros redondos, que fueron usados en un primer momento como luces de posición.

Ya en 2003 pasamos a los faros de haz de luz direccionable para dejar a los anillos luminosos como luz de conducción diurna, sin olvidarnos de lo que significó la adaptación automática en curvas y el gran paso con la tecnología tipo LED existente también en el nuevo BMW i8 y que supuso mayor intensidad en el alumbrado y un consumo menor de energía.

Faros láser i8

El año pasado 2014 fue el año clave para la incorporación de la iluminación láser como equipamiento opcional para el BMW i8. Un sistema que otorga al vehículo de una conversión de los rayos láser en una luz blanca de intensa luminosidad.

Entrando en detalles y buscando respuestas a lo que significa un 30% menos de consumo energético con la iluminación láser, podemos contar cómo la superficie de salida de luz del diodo láser es de 100 veces más pequeña que la de uno de luz convencional. Esto permite que el reflector de luz láser sea más pequeño, lo que disminuye el tamaño del reflector.

Esta opción en el equipamiento del BMW i8 permite conducir en todo tipo de condiciones extremas, probando su gran fiabilidad. Hay que recalcar que no viene a sustituir a la iluminación LED del vehículo sino que la complementa.

BMWi

Y ahora podríamos preguntarnos qué significará para los demás conductores encontrarse con un BMW i8 y que puedan sufrir deslumbramiento, ya que es algo bastante importante y por lo que no hay que preocuparse, ya que gracias a la tecnología de láser que convierte los rayos azules monocromáticos en una luz blanca intensa no supondrá mayor problemas a los coches que nos vayamos encontrando por el camino.

Para hablar más claro, no estamos ante una tecnología que podría salir de cualquier película de ciencia ficción, con un sistema de luz que podría dañar la retina de los viandantes o conductores que se la encontraran de frente, ya que está enfocada en alumbrar grandes áreas.

Funcionan mediante tres diodos LED de alto rendimiento que emiten cada uno un haz de luz de láser azul. Este haz láser va,  a través de lentes especiales, hacia un compuesto de fósforo fluorescente del interior del faro, que convierte este haz en una luz blanca muy brillante, similar a la luz diurna. Esto permite que esta luz como tal no suponga un riesgo para la vista.

Esta proyección de luz se encuentra integrada a un sistema que se encarga de regularla automáticamente para mantener la altura del haz sin importar la carga del vehículo, ya sea en una pendiente o en un descenso.

Esta luz resultante puede ser 1000 veces más luminosa que un LED y consume un 30% menos, algo que en sí es muy llamativo, aparte de contar con un tono de color en la temperatura que se encuentra entre los 5500 y 6000 kelvin cuando la luz de día natural se encuentra cerca de los 6500 kelvin.

i8

Un nuevo BMW i8 que se caracteriza por su idea híbrida y que es en sí uno de los primeros pasos a más vehículos que vayan incorporando mejores sistemas que permitan una mejor eficiencia energética y nos abre las puertas a un futuro donde las renovables coexistan de la mejor manera posible con nuevas apuestas en forma de vehículos que se integren apropiadamente en el entorno y sumen al medio ambiente. La ciencia ficción sí existe en el BMW i8.

Manuel Ramírez, Renovables Verdes