BMW507

Los roadster de BMW: del 507 al BMW Z3

Comenzamos un nuevo viaje subidos a los mandos de algunos de los coches más deseados de BMW, los deportivos descapotables biplaza, que desde 1934 han llenado de belleza la historia de la marca.

radiografía

Ya te contamos en BMW Group Garaje, cómo eran los primeros roadsters de BMW, hoy vamos a recordar a sus sucesores, desde el 507 al BMW Z3, clásicos admirados por su diseño y tecnología, y que a día de hoy siguen levantando pasiones.

En 1955 hacía su debut en Nueva York el BMW 507, un vehículo con un potente atractivo diseñado por Albrecht Goertz, y que inmediatamente cautivó a prensa y público. El BMW 507 tenía un impresionante frontal y contaba con un potente motor V8 de aluminio de 150 CV que alcanzaba 220 km/h.

albertch goertz

De este exclusivo automóvil solo se fabricaron 251 unidades entre 1956 y 1959. Y entre esas unidades se encontraba una muy especial. Porque uno de los propietarios que adquirió este modelo fue el inolvidable Rey del Rock and Roll, Elvis Presley, que protagonizó junto a este coche una emocionante historia que ya te contamos aquí. El BMW 507 sigue despertando admiración a día de hoy, y es uno de los clásicos más buscados y más costosos.

Pasaron varios años hasta que BMW volvió a fabricar un roadster. En 1988 se lanzaba el BMW Z1, un automóvil que fue pionero en tecnología. Tenía un chasis tubular con cuerpo de material sintético, puertas retráctiles de accionamiento eléctrico, un motor de seis cilindros y un sistema de suspensión revolucionario. Gracias a su poco peso, 1250 kg, era un descapotable biplaza verdaderamente dinámico. Contaba con un propulsor de 170 CV y alcanzaba los 225 km/h. Uno de sus sellos definitivos fue sin duda sus puertas eléctricas, que al abrirlas se hundían en los laterales del coche.

bmw z1

Se fabricaron 8.000 unidades entre 1988 y 1991. Hoy en día su diseño futurista sigue siendo muy cotizado, por lo que es uno de los coches clásicos más buscados del mercado.

BMWZ3

Tras el éxito cosechado por el Z1, en 1995 se presentó el BMW Z3. Su carrocería de descapotable clásico y su dinamismo hicieron que triunfara. Estuvo disponible en un inicio con dos motorizaciones: propulsor de cuatro cilindros en línea con 115 CV, y motor de cuatro válvulas por cilindro que tenía una potencia de 140 CV. Más tarde se ofrecieron toda una gama de motores para satisfacer la demanda, ya que fue un boom en el sector de los biplazas descapotables.

Z3

Además, el BMW Z3 fue el coche de James Bond en la película “Golden Eye”, lo que acrecentó su popularidad y lo convirtió en todo un éxito de ventas.