Irene Orgaz

La publicidad antigua de BMW analizada por Irene Orgaz de Christie’s, Londres

La publicidad es una parte importante en la historia de BMW, las innovaciones que ha experimentado la compañía se han visto reflejadas a lo largo de todos estos años en anuncios y carteles que muchos consideran ya obras de arte. Irene Orgaz, especialista en Pósters Vintage de la prestigiosa Galería Christie’s en Londres, una de las casas de subastas más famosas del mundo, nos acompaña en BMW Group Garaje para explicarnos, a través de su experiencia, como surgieron estos carteles, cómo ha evolucionado la publicidad en el sector del automóvil, y cuáles son los pósteres BMW que más han gustado.

El ‘cartel’ o ‘poster’ nació en la segunda mitad del siglo XIX, gracias, sobre todo, a los avances técnicos que permitieron realizar litografías a color y reproducirlas en masa. Desde entonces los posters, o anuncios de todo tipo de productos y eventos estampados en papel, nos acompañan en nuestro día a día, y algunos de sus ejemplos más famosos datan tan pronto como finales del siglo XIX / principios del siglo XX con artistas de la talla de Toulouse Lautrec o Jules Cheret.

Curiosamente el nacimiento de los primeros automóviles también se sitúa a finales del siglo XIX y es en la primera mitad del XX cuando los vehículos con motor se popularizan y nace la fascinación por los coches y la velocidad. Los posters aportaron al mundo del motor un medio de difusión muy atractivo, evocador e informativo con la posibilidad de combinar imágenes y texto en color y, además, barato.

Por su parte el mundo del motor ha aportado diseños de colores vibrantes y composiciones rápidas y dramáticas entre los que destacan las soluciones inventadas por los ilustradores para plasmar  la ‘idea de velocidad’, una necesidad que nació precisamente al tener que reproducir automóviles en marcha, y que solucionaron acompañando los vehículos con ‘líneas de velocidad’, nubes de polvo o distorsionando la perspectiva. Recursos técnicos que se siguen utilizando.

Los carteles automovilísticos son generalmente apreciados tanto por coleccionistas como por personas que los ven por primera vez ya que atraen por diversos motivos. Más allá de su imagen y función, al igual que otros carteles, tienen una innata capacidad evocadora, aluden a nuestro subconsciente y nos transportan a ese modelo de automóvil pionero, a esa carrera, a ese momento en el tiempo y al romanticismo y glamour del pasado.

anuncio logos bmw

Este poster me gusta porque tiene casi un siglo y a la vez es moderno, algo que colgaría en mi casa, ejemplo de que el buen diseño y un buen logo perduran a través del tiempo. Curiosamente creo que en ese momento BMW no producía automóviles todavía, si no que era una fábrica de motores de aviones en Baviera. Más adelante le dieron permiso para producir motos como reflejan otros de los carteles y folletos de ésta selección y después coches. Me gusta ver cómo era el logo original y ser capaz de apreciar su evolución hasta el logo actual a través de sutiles cambios reflejados en estos posters.

Anuncio BMW

POSTER VINTAGE BMW

Creo que junto a las características de innovación y lujo asociadas a BMW, el hecho de que sea una marca con un siglo de historia es muy importante tanto para la compañía como para los clientes, y esto se expresa muy bien a través de la continuidad de símbolos como el logo y las siglas presentes en todos los anuncios. De este modo resulta muy interesante ver como un diseñador del primer cuarto del siglo, y otro del último, los incorporan directamente como parte de sus diseños: uno juega con las siglas como si fuesen obstáculos en la carretera que el motorista supera con agilidad y rapidez gracias a su moto BMW, mientras que en el folleto de los ’80 el logo es parte del coche, y no hay necesidad de mostrar todo el coche ni el logo de manera independiente, porque la marca, logo y estilo del coche son lo suficientemente reconocibles.

Irene Orgaz, Junior Specialist en el Departamento de posters Christie’s (Londres)