Familia Arós

La historia de la familia Arós y sus pasión por BMW

Hay historias como la de Víctor que dan aún más sentido a los casi 100 años de innovación de BMW. Nuestro protagonista de hoy es un auténtico BMW fan, su historia y la de su familia está íntimamente ligada a BMW y al placer de conducir.

Hoy vamos a conocer a Víctor Arós, a su familia,y a todos los modelos BMW que forman parte de su vida. ¡No te pierdas esta emocionante historia!

Víctor Arós

Conocemos a Víctor a través de las Redes Sociales, siempre detrás de la pantalla, siguiendo todas las noticias y novedades de BMW, interactuando, dando su punto de vista y sintiendo la emoción.

Nos ponemos a indagar de dónde viene tanta pasión por la marca, y descubrimos un amor que viene de lejos.

Víctor nos cuenta que su padre, nacido en las Islas Canarias, se trajo a Galicia, comunidad en la que ahora viven, su gusto por los coches. En aquella época en la península, había menos vehículos que en las Islas, y él fue transmitiendo a sus hijos su ilusión por los automóviles.

Víctor empezó entonces a leer y a estudiar sobre coches. De diseño, BMW le llamó inmediatamente la atención, fue como un flechazo.

BMW era el coche perfecto para mí. Si quieres tener un solo coche que te sirva para el día a día, ese es BMW. BMW era el coche que quería tener porque tenía los atributos que yo buscaba. En 2006, cuando tuve la oportunidad me compré mi compact, un BMW Serie 3 320td Compact. Me quedé enamorado del E92 Coupé, quería ese, pero nunca he cambiado mi BMW. Llevo 9 años con él y no me ha fallado nunca, anda de maravilla, consume poco. Es un coche redondo”

familia Arós

Pero no es el único de su familia que siente afición por BMW. Sus tres hermanos comparten esta devoción. En casa de los Arós, hay una larga lista de modelos BMW, en concreto seis.

El primer BMW que entró en casa de la familia Arós fue un BMW Serie 1 de color rojo que pertenece a su hermano Ángel. Víctor nos cuenta que lo adquirió en 2004 y está encantado con él.

Angel Arós

Otro de sus hermanos, Iván, es un enamorado de los coches clásicos y además le encanta la tecnología. Tiene un BMW Serie 3 (E30) del año 91, un BMW 325Ci (E46), y un BMW 635 CSi (E24) del año 84 que está en fase de restauración. “Lo restaura con los accesorios originales. Nos gusta tener coches con las piezas originales.” Nos cuenta Víctor.

Su padre, otro de los miembros que disfruta con BMW, siempre quiso tener un modelo de seis cilindros. Con el tiempo cumplió su sueño. Ahora mismo conduce un BMW Serie 3 (E90) de 6 cilindros.

Además de todos los vehículos BMW que disponen, disfrutan de su pasión haciendo otras actividades, y por supuesto siempre informados de las últimas noticias y lanzamientos de la marca.  Víctor ha realizado formaciones con BMW, y también ha visitado el Museo BMW en Munich entre otras cosas.

“De BMW me quedo con dos cosas, la combinación tan buena entre coche deportivo y coche práctico y la coherencia. Hay una serie de sensaciones que son inequívocas, BMW tiene una seña de identidad única. Van pasando generaciones y todos tienen su seña de identidad. Son detalles específicos, sensaciones… “

En cuanto a las emociones que le produce conducir un BMW, Víctor lo tiene claro. “Me gusta conducir un BMW de tracción trasera.”

Le preguntamos por último, por cómo ha visto la evolución de BMW a lo largo de todos estos años. Nos cuenta; “BMW siempre está buscando lo último, siempre están incorporando cosas. Tienen una innovación tanto desde el punto de vista tecnológico como de diseño muy acertado y valiente. Por ejemplo, el BMW i8 fue inesperado, parecía de “Regreso al futuro”, tiene un diseño genial, una evolución muy buena y la línea general me gusta. El BMW Serie 6 además me parece increíble.”

BMW Familia Arós

Historias de emociones y pasiones compartidas. Desde aquí nuestro agradecimiento a la familia Arós por confiar siempre en BMW.

Vídeo realizado por la familia Arós.