201201-P90088990-zoom-orig

La Curva Hofmeister

Uno de los elementos inconfundibles de los vehículos BMW es la famosa curva Hofmeister, nombre con el que se conoce a la distintiva contracurva del borde exterior de la ventanilla, en la base del montante trasero. Fue presentada por primera vez en el año 1961, y todavía hoy remata todos y cada uno de los BMW.

201401-P90141810-zoom-orig

La curva Hofmeister hace referencia a la tracción trasera característica de BMW, aportando dinamismo a la vista lateral. Su estilo puede variar, desde dinámicamente angulosa, como en el caso del nuevo BMW Serie 4 Gran Coupé, hasta un estilo más vertical, como en el nuevo BMW Serie 2 Active Tourer,  acentuando en todos los casos el carácter del vehículo hasta en los más mínimos detalles.

201401-P90141685-zoom-orig

Su nacimiento se remonta al año 1961 cuando BMW presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt su modelo BMW 1500. Este modelo, conocido como ‘la nueva clase’ presentaba un coche completamente nuevo: deportivo, compacto, funcional, versátil y elegante.

El diseño de este nuevo modelo fue obra de Giovanni Michelotti, aunque fue ligeramente modificado por el jefe del estudio de diseño BMW, Wilhelm Hofmeister. Con el BMW 1500 apareció por primera vez el famoso ‘Hofmeister-kink’, o curva Hofmeister, situándola  en la base del pilar C. En su origen este elemento no era un simple efecto de diseño sino una necesidad técnica para eliminar cualquier posible punto débil en la unión entre el techo y el resto de la carrocería. Desde entonces, prácticamente todos los BMW lucen este elemento en su arquitectura.