FOTOS JV HOUSE OF CARS 00008

José Vicente de M&M clásicos y su amor por algunos iconos BMW

Los coches clásicos nos transportan a experiencias pasadas y sensaciones únicas que perduran en el tiempo. Nos vamos a Quintanar de la Sierra en Burgos para conocer a José Vicente Díez Monforte, propietario de M&M clásicos, una empresa dedicada a la venta, restauración y personalización de este tipo de coches entre los que ha habido muchos iconos BMW.

2002

Con sólo 12 años, José Vicente intentó reparar el vehículo de su madre, aún hoy lo conserva. Desde ese momento se interesó por esta afición que más tarde convirtió en su profesión tras dejar un trabajo en una multinacional en el año 2002. Por aquel entonces ya tenía una pequeña colección de coches clásicos que ha ido aumentando durante todos estos años.

En su taller de 4.000 m2 que reparte en cuatro naves, tiene un stock de 120 coches clásicos de todo tipo entre los que también ha habido BMW. José Vicente nos cuenta que ha tenido un BMW 2000 de cuatro puertas, dos BMW 2002, (uno de circuito y otro de rallyes), un BMW 3000 CS, y un BMW 3000 CSi de color gris muy especial para él, ya que fue el segundo coche clásico que tuvo.

BMW 1602

BMW 2000Frontal

Entre otros, posee un BMW 635 CSi con el techo abierto que ha restaurado, y que ha pintado de color azul MINI.

BMW 635 CSI 1980 AZUL   121

La cadena Discovery Channel ha querido plasmar la devoción de José Vicente por estos vehículos clásicos en un programa propio, ‘House of Cars’ que se emite a nivel internacional y que en futuros capítulos mostrará alguna joya de BMW.

Según José Vicente, el vehículo clásico cada vez tiene más aceptación entre el público. “Estos coches tienen un valor histórico y son el recuerdo de una época. Es una afición muy bonita que se comparte con amigos y familia. Tenemos clientes que llevan años ahorrando para comprar uno, otros que compran por “esnobismo”, y otros los adquieren por inversión”.

Le preguntamos por sus BMW favoritos y nos cuenta que sin duda son el mítico BMW M1, el 3000 CSi, y el BMW 507, modelo que tuvo Elvis Presley le parece precioso.

3000CSI

“El coche en sí mismo es algo que debe transmitir sensaciones. BMW siempre ha entendido muy bien este concepto, y siempre ha marcado mucho carácter en su producto haciéndolo muy personal. Llevar un BMW siempre implica que tiene parte del carácter de su propietario”.

Compartimos la filosofía de José Vicente y M&M clásicos, ya que reivindican que “conducir es una cuestión personal” que debe producir placer. “Conducir es un clásico hoy, sin embargo, es mancharse alguna vez de grasa, pero sobre todo es vivir de nuevo el viaje como una emoción, una experiencia para el recuerdo…integrarse en el paisaje, disfrutar del sonido de los motores, del arte en el diseño…”