Tania Blanco Premio BMW de Pintura

Hablamos con Tania Blanco, Premio a la Innovación en el 30 Premio BMW de Pintura

Hoy vamos a conocer a Tania Blanco, ganadora del Premio a la Innovación en el 30 Premio BMW de Pintura. Tania Blanco es Licenciada por la Facultad de Bellas Artes de San Carlos Valencia y completó parte de sus estudios en la Middlesex University de Londres. Su trabajo se focaliza en diversos acontecimientos sociopolíticos recientes y en preocupaciones medioambientales.

Su obra “Gliphosate” ha conseguido el Premio a la Innovación en la 30 edición del Premio BMW de Pintura, consiste en la representación de una serie de desechos de difícil identificación. Vamos a conocer mejor a esta artista, y a descubrir más en profundidad esta obra ganadora del Premio a la Innovación.

Premio a la Innovación en el 30 Premio BMW de Pintura. ¿Qué significa este galardón?

Es un apoyo significativo a varios niveles, especialmente el profesional. Por otro lado el premio hace un esfuerzo importante a nivel de difusión con lo cual también se obtiene cierta visibilidad.  Es muy de agradecer el haber recibido el premio aunque también creo que otros compañero/as y artistas que no han sido seleccionado/as eran muy merecedore/as del premio. En conclusión, dada la inestable condición laboral del artista a día de hoy, premios como este son un importante estímulo y apoyo.  Sin embargo preferiría un sistema del arte menos basado en concursos y por ende en la competitividad, y más basado en una dinamización real y continua de las artes visuales a través de programas, convocatorias y ayudas para la producción artística que apoyen a los artistas, teniendo en cuenta la diversidad creativa y generacional que existe y las diversas problemáticas asociadas al periodo de la carrera de los artistas.

Tania Blanco Premio BMW de Pintura

¿Qué has querido transmitir con la obra ganadora?

Gliphosate consiste en la representación de una serie de desechos de difícil identificación. Sobre un caótico amontonamiento de residuos unos fluidos irreconocibles recorren la escena. Estos fluidos en movimiento dibujan diversas formas abstractas sobre la superficie del lienzo. El título de la obra no es casual. Glifosato es el pesticida más utilizado a día de hoy a nivel global. Se le achaca el provocar la pérdida de biodiversidad así como diversas patologías en el ser humano. Ya ha sido prohibida su utilización en diversos países. La alusión a este compuesto químico pone en relación una particular escena de caos y contaminación con los efectos de uno de estos malogrados inventos agrícolas. Una segunda lectura también permite leer la imagen como un enigmático ejercicio de metapintura.

Tu trabajo se centra en diversos acontecimientos sociopolíticos y preocupaciones medioambientales. ¿Por qué esta temática?

Porque todas estas cuestiones actualmente centran mi vida y preocupaciones, es inevitable extrapolarlas a mi trabajo. Creo que los problemas medioambientales necesitan una atención, reacción drástica y soluciones urgentes y a pesar de que la alarma no deja de sonar llevamos los tapones puestos. Los acontecimientos sociopolíticos están ahí, son indisociables de nuestra realidad inmediata, somos parte de ellos y no puedo distanciarme de ellos. Aún menos en este momento en que la información es tan accesible.

Un poco de cómo ha evolucionado tu trayectoria…

Bueno…la crítica es ahora más evidente debido a que he profundizado y ampliado mi abanico de inquietudes y problemáticas. Esos acercamientos personales me han ido estimulando para señalar más directamente lo que muy al principio de mi trabajo se presentaban como emociones, sensaciones o vagas sospechas. El cambio o evolución es por tanto el reflejo de alguien que se transforma y crece en paralelo a un mundo que a su vez cambia, crece y evoluciona a gran velocidad, no siendo necesariamente estos cambios siempre para mejor.

Premio BMW de Pintura

La innovación es uno de los motores de BMW. ¿Un significado de esta palabra?

Creo que en la industria, en lo que se refiere a la fabricación de objetos de consumo la innovación es como un motor económico…sirve para estimular el consumo por ese deseo de lo nuevo asociado a la idea de mejores prestaciones.  Sin embargo esto entra en conflicto muchas veces con la obsolescencia programada (el producto cambia por fuera, pero es menos duradero por dentro) y con cuestiones de sostenibilidad (la capacidad y recursos del planeta son finitos y no cabe producir en pro de la innovación infinitamente). En el caso de la cultura la innovación creo que se asocia con la investigación, la reflexión, con la producción de nuevas soluciones y conocimiento… 

¿Tus próximos proyectos?

Estoy preparando una serie de piezas para el proyecto Madrid Capital Animal que se celebrará en el 2016 en la Casa Endendida.  Esta propuesta ha surgido gracias a Rafael Doctor y participan artistas, escritores, periodistas… incluso organizaciones como Igualdad Animal, que aprecio y admiro mucho. No puedo avanzar aún las características formales específicas de las piezas que estoy preparando.  A nivel conceptual tienen mucho que ver con la industria alimentaria y las condiciones y trato que reciben los animales en las llamadas “granjas” industriales.  Es en definitiva un proyecto animalista basado en una exposición y en torno a la cual girarán todo tipo de actividades relacionadas con el tema y la causa.

Por otro lado, actualmente participo en una exposición titulada Objects of Wonder, en Irvine, California. Es una exposición comisariada por Madeline Schwartzman y David Familian que gira en torno a fenómenos diarios como el tiempo, la luz, la energía, la evolución y los cambios de estado. Recientemente participé en XVIII Art Públic-Universitat Pública.  Un festival de arte público al que se me invitó para realizar una intervención. Hice una reflexión sobre la electropolución y las barreras legales que anteponen los intereses económicos de las compañías de telecomunicaciones a la seguridad de la población.