Alejandro Bombín

Conocemos a Alejandro Bombín y su personal técnica pictórica

El Premio BMW de Pintura lleva desde 1986 apostando por el arte y el descubrimiento de nuevos talentos mediante la difusión cultural de obras de pintura. 30 años en los que el certamen ha visto participar a más de 20.000 artistas de todo el mundo y de diferentes estilos y tendencias.

Y en estos 30 años, el arte ha evolucionado, y también ha visto nacer a nuevas generaciones. Nuevos talentos que hoy también desarrollan su trabajo en la treintena, que emergen y se hacen un reputado hueco en el mundo del arte.

Es el caso de Alejandro Bombín, pintor madrileño (1985), que al igual que el Premio BMW de Pintura celebra que ya lleva 30 años de la mano del arte. En BMW Group Garaje tenemos la suerte de conocerle, y de descubrir su personal técnica pictórica, en la que la fotografía adopta otra dimensión.

¿Cómo iniciaste tu trayectoria en el mundo del arte?

Pintando mucho (risas). La primera exposición en la que participé fue comisariada por Luis Mayo, un estupendo profesor de la facultad de Madrid. Y tras unas cuantas colectivas pasé a trabajar con la Galería Fernando Pradilla, donde he ido desarrollando proyectos de mayor envergadura.

Háblanos de tu técnica de trabajo…

Elijo una imagen de partida y la someto a una serie de errores. Voy de lo particular a lo general, renderizando pictóricamente, para componer una imagen global formada por segmentos diferenciados por la ejecución. 

Alejandro Bombín

¿Cómo surgió la idea de utilizar esta técnica?

Quería conseguir en pintura la sensación de complejidad y sobreinformación de la pantalla. Siempre me ha atraído mucho el proceso tecnológico de reproducción de la imagen, supone una copia constante que implica transformación, produciendo imágenes ligeramente diferentes. Mi intención era atrapar esta visión en la pintura, que permite hacer sentimental un procesomecánico.

¿Qué artistas te influyen? ¿En qué te inspiras?

Me inspira la manera en que asimilamos y olvidamos la imagen reproducida, su peso real. Lo que me da ganas de trabajar es la pintura de otros. Espero que los artistas que más me influyan sean los que más observo: El Bosco, Velázquez, Goya. Y de la actualidad; Lucien Freud, Neo Rauch, Adrian Ghenie…

Alejandro Bombín

Una obra tuya de la que estés especialmente satisfecho…

No sabría decidirme, pero la pregunta me ha hecho recordar ‘Correspondencias’, una obra que fue presentada en Proyectos Abc Cultural. Cuando acabó y mientras hago una pieza estoy en una especie de montaña rusa de ilusión, insatisfacción, frustración y satisfacción, todo rima. Recuerdo esta obra como aquella en la que este efecto se produjo de una forma más intensa.

¿Qué te parece el Premio BMW de Pintura? ¿Alguna obra que destaques especialmente del Premio?

La pintura es una práctica que no puede explicarse del todo con palabras. Es un hecho a observar. Y un generoso premio como este lo hace visible y es un apoyo fundamental para los pintores. Aunque en mi opinión su jurado debería ser ampliado con más artistas plásticos. De las últimas convocatorias destacaría la obra ganadora de la 28 edición, de José Carlos Naranjo.

¿Qué es para ti innovación?

¡Si está todo hecho! (risas). Diría que es introducir una variación que sume a lo existente, evitando el novedismo.