Alexander Calder BMW Art Car

Los BMW Art Cars en competición

“Tengo dos pasiones, la velocidad y la belleza”, así resumía el piloto de carreras francés Hervé Poulain cómo surgió la idea de los BMW Art Cars. Quería unir su pasión por el arte y las carreras de coches, por eso, de la mano de artistas de renombre transformó modelos BMW en auténticas obras de arte. Así surgió esta colección única que tiene un lugar especial dentro de la historia de BMW.

Alexander Calder y Hervé Poulain

En 1975 nacía el primer coche de la serie de los BMW Art Cars. Fue Alexander Calder quien dio vida al BMW Art Car número uno. Un BMW 3.0 CSL que abrió el camino a una historia de éxitos, no solo en el plano artístico sino también en competición.

Hoy vamos a recordar el protagonismo que adquirieron algunos BMW Art Cars en las pistas de carreras, acelerando para alcanzar las primeras posiciones con sus colores vibrantes y su pintura intensa.

Los primeros modelos BMW Art Cars compitieron en las 24 horas de Le Mans, y a pesar de que no obtuvieron grandes resultados, dejaron su sello en la historia de la competición automovilística. Es el caso del BMW 3.0 CSL pintado por Alexander Calder que compitió en esta carrera en 1975 quedando en décimo lugar con los pilotos Sam Posey, Jean Guichet y el mismo Hervé Poulain. El vehículo tenía seis cilindros en línea y alcanzaba una velocidad de 270 km/h.

Un año después, el BMW 3.0 CSL realizado por Frank Stella disputó en la carrera quedando en novena posición. Fue un coche más avanzado que llegaba a los 340 km/h.

Roy Liechtenstein BMW Art Car

Roy Lichtenstein creó en 1977 un BMW Art Car sobre la base de un BMW 320i de 4 cilindros en línea. También participó en las 24 horas de Le Mans quedando en noveno lugar en la clasificación general y segundo de su categoría. Según Hervé Poulain “fue increíble” el resultado obtenido por este coche en la carrera.

Andy Warhol BMW Art Car

En 1979 un espectacular BMW M1 pintado por Andy Warhol salió a la pista dispuesto a ocupar las primeras posiciones. Bajo su capó, 470 CV y seis cilindros en línea. Con el número 76 y conducido por Marcelo Mignot, Hervé Poulain y Manfred Winkelhock quedó en sexta posición y segundo en su categoría.

Años más tarde, en 1989, Michael Jamara Nelson transformó un BMW M3 en una obra increíble de arte Papunya. Antes de ser pintado, los 300 CV de este coche le hicieron ganar el campeonato de Australia en 1987 a los mandos de Tony Longhurst.

Jenny Holzer pintó en 1999 un BMW V12 LM3. Esta obra de arte de 380 CV que llevaba mensajes en su carrocería fue pintado para las 24 Horas de Le Mans, pero nunca llegó a disputar la prueba. Solo se utilizó durante los entrenamientos dejando al público impresionado.

Jeff Koons BMW Art Car

El último BMW Art Car realizado hasta la fecha fue obra del artista Jeff Koons en 2010 sobre un BMW M3 GT2 con una potencia máxima de 500 CV. El modelo se presentó como un homenaje al mítico BMW M1 pintado por Andy Warhol en 1979. El vehículo que transformó Koons está lleno de colores llamativos que representan la energía y la velocidad. Al igual que el BMW M1 de Warhol, este BMW Art Car participó en las 24 horas de Le Mans con el número 79 y quedó en la posición 19.

Esperamos que hayas disfrutado con este recorrido por las pistas de carreras a bordo de los inolvidables BMW Art Cars. ¡Nos vemos en próximos posts!