MINI_02

55 años de MINI: el nacimiento de un icono, el MINI Classic

Desde que en agosto de 1959 se estrenara por primera vez el Mini Classic, muchos han sido los avances y la evolución que ha vivido este emblemático coche, pero siempre ha mantenido la misma esencia y el mismo carácter. Pocos automóviles han logrado alcanzar la popularidad del MINI convertido en un icono de la automoción.

MINI_04

En la creación del Mini Classic hay una figura clave y un hecho importante que contribuyó a su aparición. El hecho es que un mes después de la retirada de las tropas británicas del Canal de Suez, Gamad Abd el – Nasser, presidente de Egipto, decretó la nacionalización del canal y decidió cerrarlo. La consecuencia fue el alza de los precios en el petróleo. Se disparó tanto que Inglaterra se planteó limitar el abastecimiento de gasolina a diez galones por mes, por lo que esta crisis hizo que se vendieran coches de bajo consumo. La figura clave fue Alec Issigonis, un ingeniero británico al que se le considera el ‘padre intelectual’ del Mini Classic. A finales de 1956 Leonard Lord, jefe de British Motor Corporation le hizo el encargo de construir lo más rápidamente posible ‘un coche realmente pequeño’. La meta de Issigonis consistía en crear un coche pequeño de 4 plazas, con aprovechamiento óptimo del espacio disponible, buen nivel de confort, una estética diferente a la de los coches de la época y accesible para cualquiera.

MINI_06

Había que realizar un vehículo de tamaño reducido y también económico, Leonard Lord quería mantener los bajos costes de trabajo y desarrollo,  y una de las condiciones era que el motor estuviera ya fabricado. De este modo, Alec Issigonis pensó en construir un coche con tracción delantera y motor transversal. El único motor apropiado disponible fue el así llamado motor Serie A. Fue el motor utilizado en el Morris Minor, tenía 948 cc y 37 CV. El primer coche de pruebas alcanzó unos 150 km/h, una velocidad muy superior para la que estaba concebido este pequeño automóvil, por este motivo se pensó en reducir la potencia a 34 CV mediante la reducción de la cilindrada a 848 cc. En estas condiciones, el coche aún alcanzaba unos respetables 120 km/h.

MINI_01

Finalmente el Mini Classic vió la luz el 26 de agosto de 1959 de forma simultánea en todos los países donde British Motor Corporation (BMC) estaba presente. Se ofrecieron dos variantes, el Morris Mini-Minor y el Austin Seven, sólo se diferenciaban por el diseño de la parrilla, los colores de la carrocería y los tapacubos. El Mini Classic costaba 496 libras esterlinas en Inglaterra, por lo que fue el segundo coche más económico del mercado.

El Mini Classic pesaba 600 kg y tenía espacio suficiente para cuatro personas y algo de equipaje. El maletero contaba con 195 litros, pero siempre podría abrirse el portón trasero si el equipaje no cabía.

MINI_03

El Mini Classic se convirtió rápidamente en todo un éxito. En 1962, sólo tres años después de su presentación, la producción del Mini ya sobrepasaba los 200.000 vehículos al año. Además este coche se convirtió en el automóvil de personalidades de la sociedad de aquella época. Los Beatles, Brigitte Bardot, la modelo Twiggy o Peter Sellers se rindieron a sus encantos. El Mini fue el símbolo de toda una generación.

Con el éxito de este coche los clientes se volvieron exigentes, así que BMC comenzó a lanzar nuevas variantes. Vendrían el Van, el Estate, el Mini Pick- up, el Wolseley Hornet, el Riley Elf, y por supuesto el Mini Cooper que afianzó la leyenda de este modelo.

Este es solo el inicio de una historia apasionante, llena de curiosidades y anécdotas que iremos desvelando en BMW Group Garaje.